¿ qué es la educación canina?

¿Qué es la educación canina y por qué es necesaria?

Vivimos en una sociedad en la que imperan las reglas para la convivencia cotidiana, los niños van al colegio para aprender conocimientos, convivencia con otros niños, les enseñamos los peligros del medio (como cruzar la calle), les enseñamos como deben comer en la mesa, o cómo comportarse en casa. En fin les enseñamos todas estas cosas porque vivimos en sociedad y tienen que ir acostumbrándose a todas estas reglas para que puedan convivir en sociedad.

Imaginemos por un momento que a los niños no les educáramos o no les enseñáramos la convivencia, cuando crecieran, sin lugar a dudas tendrían problemas a la hora de desenvolverse en esta sociedad. Pues bien con los perros pasa lo mismo, si no les enseñamos como deben comportarse o lo que es lo mismo, si no gastamos la energía y el tiempo suficiente para su educación, vendrán problemas en el futuro.

Adiestrar o educar a un perro, nada tiene que ver con lo que la gente sigue imaginándose en España, muchas personas relacionan el adiestramiento con lo militar, creen que al adiestrar al perro este obedecerá unas órdenes como si fuera el ejército y no es así. Una cosa es adiestrar o educar y otra muy diferente es prepara a un perro para que compita en algo. Cuando se habla de educar a un perro, lo que se pretende es crear una relación sana y equilibrada, como lo haríamos con cualquier miembro de nuestra familia. Educar a un perro, es darle los conocimientos suficientes para que pueda convivir sin conflictos negativos con el ser humano. Proveerle de herramientas para que pueda enfrentarse mejor a su vida cotidiana.

La diferencia entre educar un perro y no hacerlo es innegable, los perros que no están educados normalmente tiran de la correa, tienen una obediencia relativa a la llamada, puede que se nos descontrole en ciertos momentos y que le pueda pasar algo, normalmente tienen que ir atados y muchas veces se quedan en casa y evitamos llevarlos con nosotros por el trajín que acarrean, consiguiendo poco a poco aislarle de actividades que el perro estaría encantado de realizar con el dueño o la familia.

Por el contrario con un perro educado, podremos ir de paseo sin tener que sufrir en el propio paseo, podemos llevárnoslo con nosotros a donde queramos y el animal sabrá comportarse en todas las situaciones. Lo que conseguiremos es incluirlo aún más en la familia y mejoraremos el vínculo afectivo que tenemos con el perro. Hay que empezar con su educación desde el primer día que llega a casa. Y la deberemos mantener durante toda la vida (si aprendes un idioma y no practicas al final se olvida). Un animal puede ser educado a cualquier edad, aunque si es verdad que a edades tempranas el animal aprenderá más rápido y a medida que valla envejeciendo tendremos que tener más paciencia con él. Para poder educar a un perro correctamente, es básico saber comprenderle, saber sus necesidades al igual que interpretar su lenguaje (corporal y no corporal). Es la mejor forma de conseguir con éxito una buena educación.

La educación, desde mi punto de vista, engloba diferentes objetivos, el primero es conseguir una obediencia, el segundo es conseguir una buena convivencia y el tercero es afianzar el vínculo con el animal.

 

En definitiva un perro educado es un perro más libre y más feliz.

Publicado el 27-11-2016