Breve repaso sobre la agresividad canina.

Breve repaso sobre la agresividad canina

 
La agresividad es uno de los mayores problemas que tenemos con los perros en la sociedad y la que más alarma social genera entre la población. En este artículo pretendemos hacer un pequeño boceto de la misma.

 

En general la agresividad es una respuesta de amenaza o ataque especie-especifica a un estímulo.


Para los perros la agresividad es un comportamiento adaptativo que se supone que les ayuda a conseguir lo que quieren o escapar de cosas que no desean. El perro por evolución esta preparado de forma biológica para usar la agresividad en caso necesario y con cada una de las experiencias, el aprendizaje adaptativo modula su expresión hacia el objetivo de la supervivencia.

  

Por un lado la agresividad tiene cualidades innatas instintivas pero que se pueden modular a través del aprendizaje y de los procesos de evaluación emocional.

 

  Una clasificación de los tipos de agresividad canina que incluye doce tipos de la misma y que nos gusta es la siguiente:
 

  

 

 

1. Agresión abusiva

7. Agresión desplazada o redirigida.

 
 

2. Agresión por miedo.

8. Agresión por dolor.

 
 

3. Por posesión de recursos.

9. Agresión por cambios fisiológicos.

 
 

4. Agresión territorial.

10. Agresión por frustración.

 
 

5. Agresión maternal.

11. Agresión predatoria.

 
 

6. Agresión originada en el juego.

12. Agresión por estatus.

 
 

 

 

 

  El tratamiento de la agresividad no viene dado por influenciar en una parte del animal sino que muchas veces deberemos de modificar el entorno en general para su tratamiento deberemos de tener en cuenta 6 puntos concretos.


           1      Trabajar en una mejor  educación y  buena concentración hacia nosotros.

      2     Trabajar la gestión emocional, introduciendo posturas de calma.

3     Conocer la desensibilización sistemática y el contracondicionamiento.

4     Cambiar hábitos y costumbres nuestras.

5     Modificar el entorno.

6     Cambiar las herramientas de trabajo.

 

  En conclusión podemos decir la conducta agresiva en los perros es un problema común pero no admisible en la sociedad en la que nos desenvolvemos, por ello es importante desde que el perro es un cachorro fijarnos bien en su comportamiento y en caso de observar una conducta demasiado agresiva, trabajar mucho en el problema para que de adulto pueda estar corregido.

 

  No obstante con aquellos perros adultos que la manifiestan, su tratamiento es largo y no lineal, lo que implica que habrá muchas veces que parece que volvamos atrás, que el trabajo realizado no ha valido para nada pero no es así. Durante todo el tiempo que hemos trabajado con perros agresivos hemos observado que el tratamiento funciona pero siempre a largo plazo, no hay métodos mágicos que puedan solventar este problema y hay que tener en cuenta que en perros adultos la conducta será moldeable solo hasta cierto punto.

 

  Ahora bien, recomendamos encarecidamente consultar con especialistas de comportamiento canino, pues ellos podrán ayudarnos a entender los porqués y cómo combatirlos.

 

Alberto de la Torre

Educador y psicólogo canino

 

 

 

Bibliografía:

-Tratado de agresividad canina . James O´Heare. KNS ediciones.2004

- Agresividad canina hacia personas y perros desconocidos. 2009. Elservier.España,SL.

-Doce tipos de agresividad. www.deperros.org

Publicado el 27-11-2016